Ana y sus consecuencias

Escrito por AnaandMia 10-06-2015 en anaysusconsecuencias. Comentarios (0)

La anorexia nerviosa es uno de los tres desóredenes de comida más comunes junto con la bulimia y el comer compulsivamente.

La anorexia surge ante la obsesión de perder peso, porque te ves a tí misma muy gorda. En algunos casos, el sobrepeso es real, pero en otros es sólo imaginario.
Esta enfermedad puede empezar con una inocente dieta, e incluso a corta edad, pues afecta tanto a jovenes como a viejos, y a mujeres y a hombres por igual.

Una vez que baja el peso deseado, el anoréxico pierde el control y quiere seguir bajando de peso, pues habrá una parte de su cuerpo que para él todavía no está delgada.

En general, una persona con anorexia pesa un 15% menos de lo que debería pesar, y aún así querrá continuar sin comer para bajar de peso, por lo que restringirá cada vez más la cantidad de comida que ingiere.

Si se llega a perder de 20 a 25% de su peso, la hospitalizacón se hace necesaria pues ya habrá alcanzado niveles serios de desnutrición.

Algunos de los síntomas físicos presentes en un anoréxico son una constante fatiga, mucho frío, y colitis. También, el cabello se volverá más fino y puede aparecer cierto vello casi imperceptible en la espalda.

En los estados más avanzados, se presenta osteoporosis por la desnutrición y en las mujeres ocurre pérdida de la menstruación.

Por otra parte, hay preguntas que te ayudarán a descubrir si sufres de anorexia, en cuyo caso deberás acudir inmediatamente a un médico:



  1. ¿Te da terror la posibilidad de engordar?

  2. Si ya has reducido tu peso, ¿sigues horrorizada ante la posibilidad de engordar?

  3. Aunque otros te digan que estás delgada, ¿tú te sientes gorda?

  4. ¿Tu peso es un 25% menor de lo recomendado como mínimo para tu edad y estatura?

  5. ¿Es irregular tu período menstrual?

  6. ¿Te niegas rotundamente a pesar lo que los médicos indican como adecuado?

  7. ¿Has tenido fríos extremos, presión sanguínea baja, pulso lento, e hinchazón?

  8. Después de comer, ¿sientes náuseas y vomitas?

Si respondes afirmativamente tres o más veces a las preguntas anteriores, es recomendable que busques la ayuda de un especialista.

La anorexia es un desorden alimenticio que se puede controlar, pues en la mayoría de los casos es un problema psíquico aunque tiene efectos gravísimos en el nivel físico. Con la terapia adecuada en el momento oportuno y una gran fuerza de volutad, así como con el apoyo de las personas más cercanas, se puede superar.

Sin embargo, si no se trata a tiempo, las consecuencias pueden ser fatales e incluso pueden causar la muerte. Por eso es mejor estar pendiente de la forma en que manejamos el peso, pues un desequlibrio pequeño puede implicar el principio de un comportamiento obsesivo y compulsivo totalmente destructivo.